España 4-0 EUA… “Con toda su furia”


El examen para España en Boston comenzó con sorpresas desde el inicio. Del Bosque aprovechó la oportunidad del amistoso para hacer pruebas con el once inicial, y ofreció la oportunidad de jugar a Reina y Negredo. El delantero del Sevilla, que sentó tanto a Torres como a Llorente en el banquillo a pesar de que el riojano era el favorito en las quinielas, hizo valer su carta de presentación como máximo goleador nacional.

El partido comenzó con una España lanzada, deseosa de desterrar cualquier atisbo de duda acerca de su actitud pese a la intrascendencia del encuentro: apostando por pases cortos y rápidos, la defensa estadounidense se abonó al sufrimiento mientras Silva y Cazorla hacían de las suyas entre líneas.

Las ocasiones para la Roja llegaron muy pronto: antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora del encuentro, la selección tuvo tres ocasiones muy claras para inaugurar el luminoso: primero fue una jugada que terminó en gol de Silva pero que fue anulada por un inexistente fuera de juego de Arbeloa, después fue Negredo el que estrelló un balón en el travesaño tras una pelota a la espalda de los centrales, frente a un Howard adelantado que se alió con el palo, y después un remate con rosca de Villa que estuvo a punto de viajar a la escuadra norteamericana pero salió fuera.

Estados Unidos no daba muestras de reacción sin sus dos mejores jugadores, Donovan y Dempsey, que descansaban en el banquillo de cara al importante compromiso que el combinado norteamericano disputará ante Canadá buscando de nuevo un puesto en la Copa Confederaciones mediante la Copa de Oro de la CONCACAF.

El tanto de España era cuestión de tiempo y llegó en una jugada fantástica: la sociedad ilimitada entre Silva y Cazorla funcionó con total precisión para que el del Manchester City pusiera una asistencia de oro al extremo del Villarreal que no perdonó y marcó tras un gran remate imparable para Howard.

Lejos de contentarse con el gol, España siguió empeñada en dar un recital en Boston con una velocidad en el juego que por momentos parecía endiablada. Tras unos meses marcados por la polémica entre Real Madrid y Barcelona, fueron precisamente los actores de reparto los que demostraron que el ambiente de la Roja cuando hay un balón en el campo es, sencillamente, espectacular.

Negredo sería el siguiente en obtener el premio del gol. Después de un gran pase de Xabi Alonso que vio el desmarque a la espalda de todos los defensas, el delantero del Sevilla se presentó en el mano a mano ante Howard para fusilarle. Era el 0-2 y la confirmación de que la selección jugaba a otra cosa.

Mientras España disfrutaba, EE.UU. caminaba por el campo sin encontrar ninguna solución. Con un Reina inadvertido en la primera parte, ni Altidore ni tampoco Agudelo se acercaron a la portería rival con peligro. Por el contrario, las plegarias de Howard no surtían efecto y antes de que el colegiado señalase el camino a vestuarios, Cazorla volvió a emerger para controlar un balón al que no llegó Villa tras otra asistencia de Silva para redondear un primer tiempo absolutamente espectacular.

En la reanudación, llegaron los cambios por parte de ambos equipos. Busquets, Villa y Negredo (con un golpe en el pie tras un pisotón) dejaron su lugar en el campo a Bruno, Iniesta y Fernando Torres. La triple permuta no generó ninguna variación en el sistema, pero la segunda mitad comenzó con un punto menos de intensidad, aunque Cazorla y Silva seguían buscándose sin parar.

Por su parte, los estadounidenses mejoraron con la inclusión de dos hombres importantes como Dempsey y Bradley. Pese a la mejora de los locales en el juego, EE.UU. siguió mostrándose muy inocente cuando se acercó a las inmediaciones de Pepe Reina sin poner en demasiados apuros al cancerbero del Liverpool.

Y por fin, cumplida la hora de partido, llegó el momento de Borja Valero: la brújula del Villarreal debutó con España pisando el césped del Gillette Stadium y solo necesitó diez minutos para demostrar su calidad: gracias a un pase magistral del centrocampista, Torres capturó el cuero entre sus pies y consiguió anotar el cuarto de España: lo celebró mucho el Niño, que no veía puerta con la selección desde septiembre de 2010.

Partido redondo para España en el primer duelo de la gira por América que consumó su particular venganza ante Estados Unidos tras la derrota que sufrió la Roja en las semifinales de la Copa Confederaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: